Preparados en caso de ser necesario, el Comité de Emergencia provincial sigue con atención las condiciones climáticas que motivaron el alerta rojo por lluvia en la zona cordillerana. “Se continúa realizando actividades preventivas para salvaguardar a la población, sus bienes e infraestructuras”, se comunicó en un parte de prensa emitido a las 22 horas del miércoles (05/06).

Desde el  Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se informó que continúa el alerta por lluvias fuertes y persistentes que afectarán la zona cordillerana, desde el departamento Lácar hasta el norte, con precipitaciones que podrían llegar a los 90 milímetros. Tampoco se descartan nevadas en las zonas más altas. Para la zona de Los Lagos se anunció alerta naranja, mientras el centro provincial, el alerta es amarillo.

“Se ha dispuesto todo el soporte y las herramientas que tiene el gobierno de la provincia para resguardar la vida y los bienes de todos los habitantes”, sostuvo Luciana Ortiz Luna, responsable de la Secretaría de Emergencias y Gestión de Riesgos. La funcionaria manifestó que no es una alerta de esta característica, “no hay muchos registros de este tipo. Lo que implica tomar acciones desde el gobierno, fundamentalmente en esta etapa previa a la alerta y a las horas en las que se definió que ocurre o que empieza a ocurrir el fenómeno. Son todas acciones de carácter preventivo muy importantes”.

“Queremos ser responsables frente a lo que pueden ocurrir para que no se generen situaciones de angustia innecesarias en la población; ese es el objetivo de esta reunión. Vamos a hacer además un seguimiento hasta que se termine esta alerta en tiempo real con cada una de las defensas civiles y protecciones civiles con información precisa”, explicó Ortiz Luna.

Desde la conformación del Comité de Emergencias Provincial, reiteraron a la población las recomendaciones para este tipo de fenómenos climatológicos. “No salir de sus casas si no es necesario; tener elementos lumínicos como linternas o velas ante posibles cortes de energía; conservar ropa seca en lugares altos; mantenerse alejados de postes o árboles; cortar el suministro eléctrico en caso de ingreso de agua a las viviendas”, solicitaron las autoridades.

Neuquén, 06 de junio de 2024.