La Comisión Vecinal del Barrio Arroyito, encabezada por Inés Sotelo, ha iniciado un proyecto para independizarse de Senillosa y establecerse como una Comisión de Fomento. Arroyito, ubicado a 15 kilómetros de Senillosa, enfrenta numerosas dificultades en la prestación de servicios básicos como seguridad y salud.

En una entrevista realizada en AM740, Sotelo explicó que “Arroyito ya no es un barrio, para mí es un pueblo y tiene que tener nombre y peso.” La comunidad, que cuenta con más de 400 familias, lucha por mejorar las condiciones de vida y obtener una administración propia que pueda atender mejor sus necesidades.

Los servicios en Arroyito son limitados: la asistencia de salud se reduce a dos veces por semana y la seguridad es deficiente. “Tenemos una salita con lo básico y un destacamento policial que no funciona como debería,” detalló Sotelo. La Comisión Vecinal ha presentado una solicitud en Neuquén para convertirse en Comisión de Fomento, pero hasta ahora solo han recibido confirmación de que la nota fue archivada.

Durante la reciente campaña electoral en la provincia de Neuquén, los vecinos de Arroyito no recibieron visitas significativas de candidatos, lo que resalta la falta de atención hacia su comunidad. “Arroyito es el barrio olvidado de Senillosa,” expresó Sotelo, indicando que los servicios como recolección de residuos, iluminación y mantenimiento de calles son insuficientes o inexistentes.

La Comisión Vecinal planea continuar sus esfuerzos y presentarse en Casa de Gobierno para buscar una respuesta concreta. “Nosotros queremos hablar, es por un sí o por un no,” afirmó Sotelo, destacando la determinación de los vecinos en su búsqueda de autonomía.

Arroyito, 18 de junio de 2024