La región andina de la norpatagonia recibió al 2021 con poderosos incendios que arrasaron hectáreas que comparten Río Negro y Chubut. Despidió el año también con incendios, en este caso producidos por tormentas secas. La ocurrida el 7 de diciembre distribuyó rayos que impactaron sobre montes con mucho material combustible debido a la prologada sequía que padece toda la región. Lugareños y ambientalistas manifestaron su disconformidad por la lentitud y ausencia de acciones directas en la prevención y el combate de los incendios.

A estos cuestionamientos se sumó la Gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, quien comparó al actual ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, con María Julia Alsogaray, funcionaria de Carlos Menem. En los 90 Alsogaray responsabilizó a las provincias por los incendios y Carreras interpretó que el actual ministro cometió el mismo error al decir que «las provincias son responsables de cuidar sus recursos naturales«.

El subsecretario de Recursos Forestales de la Provincia de Río Negro, Fernando Arbat, en declaraciones a La Carretera trató de bajar el tono de la crítica a la gestión de Cabandié. “Hay que separar varias cuestiones de las decisiones y del partidismo que se mezcla en el medio. Sin ser defensor del ministro, me parece que la gestión que viene llevando adelante no se ve, pero hasta la fecha el sistema nacional de manejo del fuego consiguió fondos para comprar elementos, se equipó al personal, se compraron motobombas y muchos elementos que faltaron en la gestión pasada. El sistema nacional vuelve a tener con Cabandié una preponderancia de ayuda a todas las provincias.” Luego aclaró que “yo no creo que esto pase por una cuestión de responsabilidad de un ministro, esto es una consecuencia del cambio climático que estamos viviendo”.

El funcionario rionegrino reconoció que “el combate podría haber comenzado el 7 de diciembre cuando se inició si hubiésemos tenido los aviones contratados, aunque nunca alcanza porque en esos mismos días también se estaba produciendo un incendio en el límite con Chubut y los aviones operan en determinados lugares, no pueden acceder a todos”. Finalmente Arbat dijo que “no es cuestión de resignarse ante la inmensidad de los incendios, es tratar de decir bueno, estos incendios generan pérdidas enormes en lo ambiental y en lo económico tanto lo relacionado a lo productivo como al turismo, entonces hay que destinar más recursos a la prevención y a tener los elementos para que, cuando se inicia, se pueda atacar de manera automática”.