Los índices de los dos primeros meses del año y todos los pronósticos, hasta los del propio gobierno, indican que no sólo Argentina tiene una inflación galopante, sino que seguirá galopando. Para el Concejal neuquino de Juntos por el Cambio, Marcelo Bermúdez, la inflación es el síntoma de la enfermedad, es el termómetro que anuncia un problema de salud.

En declaraciones a La Carretera, Bermúdez aseguró que “cuando uno tiene temperatura alta es porque algo está funcionando mal en el cuerpo y cuando un país tiene inflación es porque algo malo está sucediendo en la economía”.  Luego diagnosticó que “el gobierno, éste y cualquier gobierno, a lo largo de la historia de la humanidad siempre está tentado a gastar más de lo que tiene. Cuando ocurre esto, cuando se generan estos desfasajes, se produce el déficit y los gobiernos sienten la imperiosa necesidad de financiar ese déficit”.

El edil de Neuquén afirmó que “ese déficit se puede bajar aumentando más los impuestos, pero en Argentina no se pueden aumentar más los impuestos. Otra posibilidad es recurrir a una deuda para equilibrar, imposible para nuestro país porque ya estamos refinanciando lo que no podemos pagar. Entonces el único camino es la emisión monetaria, esto es lo que genera inflación”.

Para graficar más su postura argumentó que “la inflación es responsabilidad del gobierno, no es como dice Alberto (Fernández) que es una decisión de Dios o del diablo. No, para nada. La inflación la generan los gobiernos que emiten dinero y hasta que este gobierno no deje de hacerlo vamos a seguir teniendo inflación”. Bermúdez también descree de los mecanismos utilizados como el control de precios, la regulación o el acuerdo entre los sectores para bajar la presión inflacionaria.