El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) publicó recomendaciones para el consumo seguro de pescado en la época del año de mayor demanda de estos productos en vísperas de la Semana Santa.

El Supervisor de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del organismo, Diego Abregu, se refirió a los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar pescado fresco, aclarando que “hay que tener en cuenta estos cuidados en toda época del año. Hay dos o tres cuestiones a mirar en una pieza entera. Los ojos no deben estar hundidos, tiene que conservar la condición natural del pescado, tiene que ser traslúcido, brillante. El pescado en sí tiene que ser firme, las escamas no tienen que desprenderse fácilmente y tener un color tornasolado y siempre brillante como que no ha perdido frescura. Recomendamos “comprar en los mercados formales de comercialización”.

En cuanto a los productos ictícolas conservados en lata, es importante “observar que estas no presenten abolladuras, no estén hinchadas, ni oxidadas. Asimismo, se deberá chequear en el rótulo, la procedencia y el vencimiento”. El SENASA también informó sobre las condiciones de los locales comerciales. La pescadería debe estar limpia: el agua de deshielo de las mesadas debe escurrir correctamente y el local no debe tener olores desagradables. El pescado fresco no tiene el típico “olor a pescado”. Un producto que “huele mal”, ya ha iniciado su proceso de descomposición.La mejor manera de conservar el pescado en la heladera es en envases cerrados que eviten la transmisión del olor al resto de los productos, y ubicarlos en los estantes más bajos disponibles.

Otro aspecto incluido en las recomendaciones es la del consumo de este tipo de alimentos. Se destaca la cocción a temperaturas mayores de 60°C durante al menos 15 minutos.Congelar rápidamente el producto luego de haber sido eviscerado (es decir, cuando se limpia y se extraen los órganos), a -20°C durante 48 a 72 horas, o a -35°C por 15 horas.La cocción en horno microondas, a la plancha y/o en frituras requiere de una temperatura mayor a 77°C durante 1 minuto. Estas medidas evitan enfermedades que pueden tener consecuencias graves como la anisakiasis.