José M. Urcera, en compañía de Daniele Di Amato, terminó en el quinto lugar con el Ferrari 488 de la Scuderia Baldini luego de haber largado tercero a lo largo de los 24 giros que, con cambio de pilotos en el medio y una buena detención, pudieron ganar para avanzar bastante en la primera final de la fecha inaugural del certamen italiano de Gran Turismo que se disputó esta tarde en el autódromo de Monza.

Fueron once giros los que pudo dar Manu Urcera en velocidad en el legendario circuito de Monza, bajando sus tiempos vuelta a vuelta a medida que pudo ir puliendo detalles en cada curva del recorrido. Señaló el giro más rápido de su auto y los sectores más veloces, a la vez que en el cierre se defendió bien de los intentos de sobrepasos de Francesco Guerra para conservar el Top 5.

La prueba, que se cumplió con piso mojado por una molestalluvia, terminó con triunfo para el binomio de los alemanes Jens Klimgmann y  Timo Glock, ex Fórmula 1, los que aventajaron por más de 13 segundos a Jacopo Guidetti y Leonardo Moncini. El tercer lugar  quedó para el francés Nelson Panciatici y Stefano Gai, quienes integran la Scuderia Baldini como el argentino.

Una gran experiencia la de Manu Urcera, quien volvió a la pista en el décimo lugar después que Di Amato estuviera cuarto hasta su detención en boxes, por lo que el ex bicampeón del TN edificó un gran avance para terminar quinto y con un gran trabajo.

La actividad continuará mañana desde las 10.15 con la segunda final del certamen italiano Gran Turismo, pero Urcera no se presentará ya que debe regresar al país para participar en Alta Gracia, donde defiende la punta del torneo del Turismo Nacional. En Córdoba largará desde el fondo la serie que le corresponda y deberá batallar desde atrás para llegar lo mejor perfilado posible para la final.