Con un gran trabajo de principio a fin y sin cometer un solo error conociendo al que tenía detrás, Francesco Bagnaia se quedó con el Gran Premio de Jerez de la Frontera para recuperarse en el Mundial de MotoGP y seguir a la expectativa en un certamen que continúa liderando el campeón Fabio Quartararo luego del segundo lugar en España.

Con poco movimiento entre los dos de adelante, el principal acción estuvo focalizada del tercer al quinto lugar con una intensa batalla que tuvo como protagonistas a Aleix Espargaró, Marc Márquez y Jack Miller. Principalmente fue en los últimos giros cuando empezaron a superarse casi de manera constante, aprovechando alguna frenada exigida y los espacios que se generaban para los sobrepasos.

El que quedó por delante fue Aleix Espargaró, quien completó una gran prueba para no perderle pisada a Quartararo y ser el escolta en el certamen. Marc Márquez fue otro de los que tuvo una buena tarea, recuperándose de una complicada partida en la que un roce pudo haberlo llevado al piso. Estuvo cerca de caerse cuando intentaba defenderse en el tercer lugar, pero supo acomodar la moto para no quedar afuera.

El Mundial sigue liderado por el Diablo Quartararo con 89 puntos, de los cuales 45 los consiguió en las dos últimas pruebas de las seis que se cumplieron en el certamen, escoltado por Aleix Espargaró a 7, nada más. El tercer lug Enea Bastianini y Alex Rins igualados a 20.

La séptima fecha para el MotoGP se disputará el 15 de mayo en el legendario circuito de Le Mans, donde se disputará el Gran Premio de Francia, en la que Quartararo buscará mantenerse adelante en el certamen.