Bernardo Llaver se benefició con el acertado planteo táctico del equipo Chevrolet que lo hizo parar en el cierre de la primera final para el cambio obligatorio del neumático derecho y se impuso en la segunda prueba de la cuarta fecha del certamen de TC 2000 que se disputó esta mañana en el autódromo de Centenario, en lo que fue el cierre de la Semana de la Velocidad.

Llaver integra desde hace varios certámenes el equipo oficial Chevrolet y se convirtió en un eficiente compañero de Agustín Canapino, por lo que en más de una oportunidad tuvo que renunciar a estar adelante para favorecer al campeón y principal figura de la marca.

En esta oportunidad, Llaver no se vio perjudicado por las decisiones de su equipo. En la primera final, en la que se impuso Jorge Barrio, hizo un buen trabajo y fue a boxes en el cierre, en una estrategia que lo beneficio.

En la segunda final, Llaver se mantuvo a la expectativa y cuando los que estaban adelante, por caso Barrio e Ignacio Montenegro fueron a boxes a cumplir con el cambio del neumático derecho de sus autos, el piloto de Chevrolet se beneficio y se fue derecho a la victoria, escoltado por Matías Milla y Leonel Pernía.

En relación con el trabajo de los regionales, lo más destacado lo aportó Facundo Aldrighetti, quien terminó noveno en la primera final y séptimo en la segunda, lo mejor desde que tuvo su estreno en la categoría. Camilo Echevarría fue 14 en la inicial y abandono en la segunda.