Protagonizando nuevamente la batalla por el primer lugar junto con Francisco Pecco Bagnaia y sin un Takaaki Nakagami que pudiera robarles el protagonismo en el final, fue el español Aleix Espargaró el que se terminó quedando con la referencia del viernes en Mugello en una especial fin prueba para por lo que fue la confirmación de la renovación de su contrato como piloto de Aprilia.

Espargaró fue el piloto de la única moto no Ducati que integró los seis mejores lugares de la clasificación, seguido por la armada italiana de Bagnaia, Jack Miller, Johann Zarco, Luca Marini y Enea Bastianini, por lo que se ilusiona con ser protagonista en lo que resta de la programación que se completará en el circuito de Mugello.

No costó mejorar el tiempo de Nakagami del primer entrenamiento, ya que a los pocos minutos de iniciada la sesión fue e quien lo hizo. No sólo una vez, sino que a la vuelta siguiente volvió a bajar ese tiempo todavía algo más lenta. Cerca del final, Pecco Bagnaia pasó al frente como en la FP1 y esta vez defendido por el resto de las Ducati. Pero, el ganador del Gran Premio de Argentina tenía otros planes y le bajó cinco centésimas al tiempo a tres minutos del cierre.

Más atrás, Brad Binder metió a la mejor KTM en el séptimo puesto y reaparecieron las Ducati en el octavo lugar de la mano de Marco Bezzechi. El campeón Fabio Quartararo fue noveno con la referencia para las Yamaha y Pol Espargaró hizo lo propio con su Honda oficial.

La actividad para la categoría reina de las motos seguirá mañana por la madrugada con el tercer entrenamiento, que iniciará a las 4.55. El cuarto será a partir de las 8.30. A las 9.10 comenzará la primera clasificación y a las 9.35 la segunda. El domingo a las 9 se largará la final.