Fueron 88 las tripulaciones que esta noche, al cierre del registro de anotados, confirmaron su presencia en una nueva edición del Rally de Piedra del Águila, que por la séptima fecha del certamen neuquino se disputará entre el sábado y domingo por caminos aledaños a esa ciudad, que son tan conocidos como exigentes y que se convertirán en un desafío para los participantes.

Luego de un tiempo ausente del Rally Neuquino, la prueba de Piedra del Águila volvió al certamen el año último, recuperando un lugar que no tendría que haber perdido, porque en su momento supo ser uno de los lugares infaltables para la categoría, tanto por sus caminos como por la cantidad de participantes que convocaban y por la respuesta de los aficionados.

Por eso, en el regreso del año anterior se registró una de las convocatorias más importantes del Rally Neuquino en los últimos tiempos, aunque no acompañó para nada el clima, con una nevada tremanda que hizo estragos y Appryn-Sur, que tiene a su cargo la organización y contralor deportivo del certamen, tuvo que arreglarse para rediagramar la prueba y poder cumplirla para responder a la gran cantidad de participantes.

De los que confirmaron al cierre del registro de anotados, en la Súper R hay 1, como sucedió en algunas pruebas anteriores; en el Grupo N-2, 15; en la Clase A-7, 10; en la A-6, 21, por lo que es el que aportó la principal cantidad de anotados, con el estreno de Jorge Ríos, una de las figuras del Rally Regional; en la A-5, 10; en el Grupo N-2 Light, 8; en el Grupo N-1, 8, y en la A-1, 13.

Casi no falta nada para una nueva edición del Rally de Piedra del Águila, para una fecha que puede ser decisiva en el certamen neuquino y que el sábado contará con una apretada agenda de actividades, con las verificaciones administrativa y técnica; el relevamiento de los caminos, dos pasadas en cada uno; la disputa de los primeros tramos, y como cierre la largada simbólica.