Aprovechando los contratiempos que tuvo Sebastien Loeb cuando mandaba, Thierry Neuville cumplió esta mañana un impecable desempeño y pasó a liderar el triplete de Hyundai en la segunda etapa del tradicional Rally de Acrópolis, por la décima fecha del Mundial que tiene como líder a Kalle Rovanpera, quien se complicó en los caminos griegos por una salida de camino, perdiendo mucho tiempo y resignando la posibilidad de pelear por la victoria.

Neuville, quien está obligado a sumar si quiere achicar la diferencia con Rovanpera, si quiere manetenerse en la pelea por el título de un certamen en el que se encuentra en el cuarto lugar, se impuso en la segunda etapa después de aprovechar un problema que tuvo en su auto el múltiple campeón Loeb, dueño del triunfo en la primera etapa de la prueba con uno de los Puma.

Luego de los 13 tramos de velocidad entre las dos etapas de la nueva versión del Rally de Acrópolis, el experimentado Neuville está adelante con un tiempo de 3h 06m 04s 4/10 Con apenas tres especiales de la última etapa por delante, si no comete un error tendría todo controlado para volver a festejar una victoria y, de paso, descontarle unos cuantos puntos a Rovanpera, el líder del Mundial.

Neuville aventaja a Ott Tanak, uno de sus compañeros en Hyundai, por 27s 9/10, y a Dani Sordo, otro de los integrantes del equipo, por52s 9/10. Más atrás aparecen Elfyn Evans, con el mejor de los Toyota, a 1m 00s 0/10; Pierre-Louis Loubet, a 2m 40s 1/10, y Craig Breen, ambos con Puma, 3m 467s 2/10. En el lugar 12 de la general y octavo en la división principal Rovanpera, a 16m 04s 1/10.

La tradicional prueba en Acrópolis terminará mañana con la tercera y última etapa, que tendrá en su cierre el Power Stage que entregará puntos extras para los cinco mejores del citado tramo, en el que Rovanpera tratará de ganar para no perder tanto con sus principales rivales en la pelea por el título, al tiempo de Neuville, Tanak y Evans irán en busca del mismo objetivo para seguir prendidos en el certamen.