El récord absoluto de la pista de Phillip Island, en poder de Jorge Lorenzo desde 2013 ya es historia en el Mundial de MotoGP. El responsable de reescribir esta página histórica del mundial en el icónico circuito australiano no es otro que Jorge Martín. El piloto de la moto número 89 firmó una Q2 para enmarcar en la que cerró su vuelta en 1m 27s 76/100 con que el que batió el anterior registro de El Espartano.

El registro de un impecable Martín le permitió superar a Marc Márquez, otra vez muy competitivo, por apenas 1/100 y con Francesco Pecco Bagnaia completando la primera fila justo por delante de los otros grandes aspirantes al título como son Aleix Espargaró y el líder Fabio Quartararo, quien estará rodeado de muchos rivales que se alistan con las Ducati y será todo un desafío poder estar entre los de adelante en una prueba que promete ser apasionante.

Con su pole de récord, Martín dibujó las líneas maestras de lo que debería ser una prueba decisiva para Ducati. Con Bagnaia tercero y Johann Zarco sexto, el constructor de Borgo Panigale puso 3 motos en lasdos primeras filas, antes de hacer pleno en la tercera, en la que Jack Miller estará flanqueado por los pilotos del Mooney VR46 Racing Team, Luca Marini y Marco Bezzecchi. Una auténtica Armada a disposición de Pecco en su objetivo por dar caza a Quartararo al frente del certamen.

Pecco tendrá que andar con mil ojos ante la cantidad de alternativas presente en grilla de largada. Sin ir más lejos, el candidato de Ducati partirá justo por detrás de un Márquez, quien tiró de su veteranía para seguir la pista de Bagnaia en diversos momentos de la Q2 para aprovechar y cerrar una gran vuelta de clasificación, que le permitió quedar muy cerca de la pole de Martín, otra vez manejando con mucha autoridad.

Después de una salvada para el recuerdo en la curva 10, que recordó a la firmada en el mismo punto en 2019, Marc sacó partido de la rueda de Bagnaia en los últimos minutos para adjudicarse el segundo mejor tiempo de la Q2 y ganarse el derecho a soñar en un gran domingo. Luego, Aleix y Quartararo finalizaron comprendidos en 2/100. Un anticipo de lo que puede deparar la prueba de esta medianoche en Australia.